Follow by Email

Visitas

jueves, 10 de marzo de 2016

BARRANCO DEL FORNOCAL

BARRANCO DEL FORNOCAL   V3a2IV

Largo descenso y muy variado: estrechos, resaltes, marmitas y pequeños rápeles. Escoguer bien la época para realizarlo.



Población más cercana: Asque /  Lecina        
Acceso: 40'                                                   
Descenso  4h                                          
Retorn: 10'
Tipo de Roca: Caliza - Conglomerado
Longitud del cañón: 3200m
Cascada máxima: 15m
Combinación de coches: Si
Escapatorias: Si (1)
Descendido: 2003




Desde Alquezar cogemos dirección Colungo-Arcusa, pasado Colungo pasaremos el puente de las Palomeras, en el siguiente puente será donde dejaremos el primer coche, esto es la salida, podemos evaluar el caudal del Fornocal. Con el siguiente seguimos dirección Asque, luego pasamos el Collado de San Caprasio, una recta con letreros informativos para ir al Tozal de Mallata, enseguida una fuerte curva a la izquierda con una pista a la derecha, entraremos en la pista y enseguida encontramos una barrera, aparcaremos aquí.

Cogemos la pista y no la dejaremos hasta el cauce, la pista asciende en un principio cuando ya planeamos y tenemos una vista espectacular del pirineo (Ordesa) hay un plano donde parece que hay un camino por la derecha nosotros seguiremos por la pista por la izquierda, luegoplaneamos y antes del descenso hay otro desvío por la izquierda ahora por la derecha, empieza a descender. La pista cruza un cauce, normalmente seco, coger el cauce y no dejarlo hasta el primer rápel.






















Después el barranco se estrecha durante un buen rato. Algún destrepe y varios rápeles.































El barranco se va abriendo y llegamos a una surgencia, la temperatura del agua cambia notablemenete.




























Cada vez nos dá más el sol, viene un tramo abierto: rápeles y un salto al salir.




























Ahora llega un tramo de andar, pero las paredes que nos rodean y el paisaje es espectacular. Pequeños resaltes, tramos estrechos y alguna poza con un color increible.



















Llegamos al segundo tramo, vuelve a estrecharse el cauce. Algún tobogán, pequeño salto y rápeles por el agua.







En este tramo final observamos es el cambio de piedra, dejamos la caliza para entrar en un tramo de conglomerado que nos acompañará hasta el final.